¿Asesoría, consultoría o auditoría?

Una asesoría se define por una actividad profesional a través de la cual la empresa asesora brindará su apoyo a los clientes que así lo precisen para que sean capaces de desarrollar sus actividades, consultar dudas y lograr y comprender ciertas situaciones que, de otra forma, no podrían resolver. El principal beneficio que aporta una asesoría jurídica, laboral, fiscal, financiera o administrativa (entre otros) es aclarar cuestiones concernientes al área de interés que impiden que dicha empresa y/u organización pueda continuar desarrollando su actividad profesional con normalidad.

Una consultoría jurídica, por otra parte, es un servicio de asesoramiento enfocado hacia el cumplimiento de unos objetivos y resolución de problemas tanto gerenciales como empresariales. Así mismo, se define como el descubrimiento y evaluación de nuevas oportunidades, mejora del aprendizaje y puesta en marcha de cambios pertinentes. La diferencia más significativa con respecto a la asesoría es que ésta otorga, suministra o enseña información acerca del ámbito pertinente, mientras que la consultoría ahonda en el tema, brindando métodos de raciocinio que ayuden a enfrentar situaciones.

Una auditoría, finalmente, es un servicio mayoritariamente financiero en el que se analiza la contabilidad y finanzas de una empresa o entidad. Representa el examen de los estados financieros de una entidad o empresa, de tal forma que se pueda emitir una opinión profesional con respecto a la situación financiera, los resultados de las operaciones, variaciones en el capital, entre otros.

Asesoría jurídica: en qué consiste

Una asesoría jurídica es aquella que toma las riendas de todo lo relacionado con la aplicación de normativas, leyes y reglamentos del derecho con el objetivo de asesorar y solucionar asuntos complejos de resolver por su complejidad jurídica. Entre los servicios que presta una asesoría jurídica, se encuentra la asistencia especializada en todo lo concerniente con las ramas del derecho, representación jurídica y elaboración de dictámenes, documentos jurídicos, etc..

Consultoría jurídica: claves

La consultoría jurídica es aquella que alberga actividades relacionadas con el derecho del trabajo, derecho fiscal, civil y todas las cuestiones enmarcadas dentro de la gestión legislativa. Como hemos explicado anteriormente, la consultoría va más allá de una asesoría, por lo que se plantean sistemas de actuación eficaces de acuerdo a las normativas vigentes y ajustándose siempre a las necesidades de cada cliente.

Auditoría jurídica: contabilidad y derecho

La auditoría jurídica es la actividad más estadística y técnica de las tres y abarca el análisis de todos los aspectos legales de una empresa o entidad, como por ejemplo su constitución societaria, relación laboral entre empleados, aspecto tributario o situación jurídica del patrimonio. El resultado se presenta a través de un informe de auditoría en el que se detallan aspectos más concretamente, diagnósticos jurídicos, conclusiones y sugerencias.

Categorías: Sin categoría

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

bayan çanta